viernes, 7 de diciembre de 2007

Al completo, de nuevo

[Foto realizada en momentos de tensión, como puede verse.
Espero que me disculpe la interesada pero era necesaria la visualización de la Unión]

Bien. Por fin encuentras el sentido a estar partido. Y es que estar sin tu mitad es la mejor forma de reencontrarla. La mejor forma de trabajar para que llegue un momento en que por fin te des cuenta de que lo que os partió solo fue rasguño sin importancia, que estará ahí durante mucho tiempo pero que no os separará: porque sois un ente infracturable, porque cada vez que parece que os resquebrajais sois capaces de arreglarlo, reforzándoos, creando capas más sólidas.

La mentira se salva con verdad. La verdad nos ayuda a olvidar la mentira. El sentir que de nuevo has recuperado la confianza de la otra persona, y que de nuevo te vuelves a sentir absolutamente querida, te separa de la sensación de culpa, de abandono y, aún peor, de traición.

Pero no volviendo en ningún momento a lo de antes. No. Ahora una relación algo más madura. A una relación de respeto, de confianza, de entendimiento. Eso que aporta el cariño hacia el otro.

Sentarte un día en un café con ella y hablar perdiendo la noción del tiempo. Hablar de todo y de nada. Y mirarla pensando que no podrías vivir sin ella, que esa persona es en tu vida un hito, un punto de inflexión, que no es que forme parte de tu vida sino que tu vida se ha formado en parte gracias a ella.

Y tiene defectos, y los tienes tú. Pero os vais entendiendo de forma que se van paliando, de forma que sus defectos le otorguen originalidad, que te gusten sus manías, que sin "sus cosillas" ella no te gustaría igual.

Y todo esto te tiene feliz por lo que tiene de cambio entre vosotros. Pero sigues sintiéndote culpable por sentir, a veces, a pesar de ella. Sigues sintiendo que le has traicionado a pesar de intentar convencerte una y otra vez de que fue una traición involuntaria, sin ninguna intención de perjudicar (su vida, que es la que duele).

Y te olvidas de Lo imposible. Y a veces duele pero te acuerdas de ella y se pasa. Y lo vas dejando de lado, y lo vas tapando, y vas dejando de recordar, y vas dejando de pensar y vas dejando de sentir. Y no te pesa porque la tienes a ella, esa persona que está por encima de todo lo demás.

Y sigue teniendo sentido si escribiendo un post así sigues llorando igual que cuando escribías que te sentías partido, que haciéndole daño a ella te lo hacías tú y que la quierías por existir y, más aún, por coexistir contigo.
...
((¿Hay algo que os una más que verte llorar en sus lágrimas?))

9 comentarios:

Cris dijo...

Yo intenté recuperar a un amigo hace poco. Lo mandé a la mierda por dejarme tirada cuando más lo necesitaba. Eso fue hace...8 años? Bueno, pues lo encontré a través de TUPASADO.COM
Me aplaudió el gesto, y poco más. Amistad irrecuperable...creo que leyó que estoy casada y le dio un ataque...Ja,ja,ja!! Si, creo que hace años él queria algo más conmigo. Era mi mejor amigo, pero nunca me enamoré de él.

Cris dijo...

Por cierto, Carmen, sales muy guapa en esa foto!
Besos

...Carmen... dijo...

A veces, aunque duela, también es sano pasar página, creo yo.
¡Gracias chiquilla! Tú que me ves con buenos ojos jajaja.

Cris dijo...

Uy, yo paso página continuamente...
Pero a veces me pasa que me cuesta asimilar que la gente cambie...y a peor!!! Ahora sé que quizá fui un tanto bestiaja, tajante; pero que quizá aquella amistad estaba destinada a morir. Cosas de la vida.

dori dijo...

Me alegro Carmen, de que recuperes la confianza, fijate, hace unos dias te decia, que el tiempo lo pone todo en su sitio, y como veo tu no has necesitado mucho tiempo, eso es genial. Has tenido mucha suerte, ya que por lo general esas espinas tardan mucho en curarse, ya te comente que entendia muy bien "Sin mitad".

Me alegro, un beso.

...Carmen... dijo...

Es cierto, no solo he tenido suete, lo he tenido que trabajar, las dos mitades lo hemos trabajado mucho...
Sé que esto no durará siempre, que algún día volveré a estar partida, pero sé que ser irá rompiendo sin dolor, porque romper algo tan abruptamente es desconsolador... espero que lo tuyo también el tiempo lo ponga en su sitio.
Besitos

dori dijo...

Sabes? que lo bueno del tiempo es que no lo solo, ya lo puso en su sitio,menos mal, ademas esas capas que vas creando, te hacen sentir completa, con o sin "alguien". Una misma nos podemos sorprender de hasta donde somos capaces de llegar a sentir para volver a vivir.

Besos

Valeria dijo...

Qué bonito Carmen...y que bonita andas en esa foto, como bien dice Cris. Recomponer mitades a mi no se me da demasiado bien. De echo, nunca he tenido segundas partes. Pero si alguien puede hacerlo, adelante. Tiene razón Dori, con o sin mitad, uno vuelve a la vida, a sentir y a amar.Besos, Valeria

...Carmen... dijo...

Uno siempre está en la vida y eso es genial, no importa como ande todo que siempre andaremos por la vida... También estoy de acuerdo con Dori, las mitades son importanes claro, pero una mitad sola sigue teniendo vida: genial.
Besitos Valeria (Gracias guapa)