viernes, 27 de noviembre de 2009

Granada, lo que no se ve, no existe.

Es la primera vez que leo el BOP (Boletín Oficial de la Provincia de Granada) y tengo que decir que no ha sido por iniciativa propia. Me ha llegado al correo una convocatoria de manifestación y, por una vez, me ha entrado curiosidad por acercarme a la fuente real y comprobar si todo lo que me venden es cierto.

Hay dos diferencias fundamentales entre la síntesis expuesta en el cartel anunciador y la "ley" que aparece en el Boletín: la longitud y la claridad.


Sí, Granada aprueba unas normas de "convivencia" que limitan el libre comportamiento del ciudadano, abogando por un mayor respeto del prójimo. Se apuesta por una ciudad en apariencia modélica, una ciudad sin problemas sociales a la vista, un lavado de cara, un "aquí no", "mi niño nunca".



Me resulta bastante curioso que las actividades que son prohibidas, en algunos casos, pueden realizarse con "consentimiento del ayuntamiento". Pero no menos curioso me parece que se les de a los "agentes del orden" el poder para interpretar de qué manera la ley es o no es así.


No me quiero meter mucho en este tema, desde este rinconcito que ama a la ciudad de Granada, quería simplemente reflexionar, quizá, sobre los pasos que se dan entre los dirigentes políticos de esa ciudad. Me preguntaba quién ha redactado esa ordenanza municipal, quién la ha presentado, quién la ha apoyado... y cómo se ha aprobado. Quiero pensar que ninguna de las faltas leves serán tenidas en cuenta y que las faltas graves serán pasadas por el filtro del sentido común. Me gustaría pensar, incluso, que se sabe ya que cada situación es un mundo, y que aunque eso no lo pueda recoger la ley por su carácter obviamente generalizador, sí pueda preverlo.

Pero sobre todo, no me quito de la cabeza la etimología de la palabra inglesa FUCK, Fornication Under Consent of the King, ¿tendremos que llegar a eso? ¿Igual está llegando la hora de abandonar Granada, definitivamente?



De todas formas, dejo el cartel y la convocatoria... Iría, cómo no.

[FUCK - For Unlawful Carnal Knowledge]

1 comentario:

a p n e i c a dijo...

Cada vez que voy paseando por Granada y oigo música a pesar de todo, sonrío.
Las cosas han ido cambiando con los años (las cosas y los precios), pero no creo que sea posible que nos lo quiten todo.

Por un arte en la calle, por un arte para todos, por una vida y un espacio públicos para todos.