lunes, 7 de noviembre de 2011

Penalti a lo Panenka (Mayo, 2011)

Al ver la nueva entra de Jorge Fernández Bustos donde publica su cuento El portero kafkiano aparecido en aquel Cartón que el Diente de Oro publicó con motivo del III Encuentro de futbito Narradores vs. Poetas, he querido copiarle tan buena idea y colgar el texto que Jorge y yo hicimos como prólogo-epílogo-biografía, o lo que sea, de aquel mismo Cartón:


III Encuento de fútbol Narradores vs Poetas de Granada. Mayo, 2011.

Penalti a lo Panenka.

Para que haya un tercer encuentro es necesario que antes haya habido dos. Y los hubo.

El 28 de marzo de 2009 se disputó el primero. Fue una lucha de titanes bajo aguacero insistente y torrencial. Narradores y poetas en el campo y otros tantos escribientes a pie de pista. Los primeros toques materializaron una idea nacida pocos meses atrás, entre copas y coplas, besos y versos. Etílicamente celebramos la victoria de poetas, por nueve goles a cinco, con Magritte como árbitro disfrazado de Juan Carlos Friebe, bajo quitalluvias amarillo, capaz de resolver situaciones patafísicas como el mejor Cortázar. Llevábamos inspirados padrinos, Poe por los narradores y Baudelaire por los poetas. El Ojo de Mateo mortalizó el encuentro.

El segundo encuentro (más mortal, si cabe), tuvo lugar un año después, el 18 de abril de 2010. La logística mejoró notablemente. La lluvia la evitamos con techo. El pabellón del colegio Escolapios afianzó la idea de hacer coincidir estos encuentros con la Feria del Libro de Granada (“La feria da el pelotazo”, se tituló). Ganamos en prestigio y la gente comenzó a escribir sólo por poder jugar ese partido. Los problemas que nos dieron los híbridos (narradores-poetas) volvieron a aparecer. Jugadores que se cambiaron de bando, como quien muda el cruce de piernas a la espera de la musa al uso. La prosa y la poesía nunca habían tenido límites tan difusos. Magritte/Friebe desapareció, en su lugar, de rojo pleno, se instaló un representante de la política de la ciudad, Pedro Benzal. Hubo firma de libros tras el partido y hubo -¡cómo olvidarlos!- heridos de guerra, de distinta consideración. Los poetas ganaron de nuevo, aunque el ridículo de los narradores esta vez fue menor. ¿Tendrá el verso la medida precisa para la goleada?

Ahora, el 15 de abril de 2011, se realizará el Tercer encuentro de fútbol entre Narradores y Poetas de Granada, que, con este cartón, pretende consagrar la sana costumbre de hacer de estos partidos un símbolo de la interacción literaria granadina. Este año nos apadrinan Vargas Llosa, para los narradores, y Javier Egea, para los poetas. Alea iacta est.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

MAGNÍFICO¡¡ como cuando lo leí. UN RETRATO INCREÍBLE...

Espero que nos veamos pronto, poder salir de mi "Ínsula"

volandovengo dijo...

Me gustan las publicaciones compartidas.
Vamos a ver cómo se presenta este año...

...Carmen... dijo...

Gracias, amigos, nos vemos esta noche con un rato más de Diente de Oro.
Un beso.