lunes, 28 de julio de 2014

Provincianismo

Hoy me ha dado nostalgia de cómo trabajaba hace justo un año, como una loca, de estrés hasta los topes. Llena de amor también por lo que hacía, con mucha gana de acabar, creyendo también que después escaparía del infierno. Desde entonces no he hecho mucho de provecho. Así que hoy he vuelto al TFM, a leer sobre Piñera, a mirar a ver qué hacía en aquellos meses terroríficos. Y Piñera me ha explicado muy bien qué es lo que me pasa:

Me había tocado en suerte vivir en una ciudad provinciana, pero esto que no es cosa grave y hasta positiva si se sabe que allá existe una capital en toda la acepción de la palabra, significaba, en el caso nuestro, una tal ausencia de comunicación espiritual y cultural que, a la larga, terminaría por encartonarnos. Vivía, pues, en una ciudad provinciana de una capital provinciana, que, a su vez, formaba parte de seis capitales de provincia provincianas con una capital provinciana de un estado perfectamente provinciano.


 Piñera citado en:
Espinosa, Carlos. Virgilio Piñera en persona (2003). La Habana: Ediciones Unión, 2011.

Cárdenas (Cuba)

1 comentario:

xuexis.55.es@gmail.com dijo...

Que guapo lugar,con sus tranquilidades y sencillez,aunque que pena de los que ne los pueblos y ciudades siempre están mandando lo que poco se preocupan de sus ciudadanos y ciudadanas.
Un saludo y feliz tarde.